12/1/15

Santander

Desconectar para conectar

Cuando termina un año y comienza otro, me gusta hacer una pausa, reflexionar, y replantearme las cosas para seguir adelante, es lo que he hecho estos días, he desconectado para volver a conectar con ganas y con mucho ánimo.
Hace algunos años, me dieron uno de los mejores consejos que pongo en práctica siempre, este consiste en que cada seis meses o cada año, mirar hacia atrás y replantearme las cosas, haciéndome una serie de preguntas sobre como y hacia donde voy, créeme que desde que lo hago, consigo mas objetivos y tengo la sensación de que la vida no se me escapa.

El día de Reyes recibí un regalo que necesitaba, "escaparme", al menos, un fin de semana de la rutina y del trabajo. Estuvimos en Santander, (que esta a dos horas de Oviedo) no queríamos ir muy lejos, para que el fin de semana fuese mas productivo, fué genial, nos alojamos en el Hotel Real 5* GL un sitio con mas de 100 años de historia, muy bien ubicado y con unas vistas increíbles. 




Reservamos un circuito de Talasoterapia, que dura unos 90 minutos, lo hicimos el mismo día que llegamos, para ir ya cargando las pilas.



Salimos a cenar por la zona de Puerto Chico, en plan pinchos y cañas, así conocimos mas sitios en poco tiempo, el local que mas nos gustó, con una variedad de pinchos exquisita, fué el Restaurante Cañadio , ubicado en la Plaza que lleva este mismo nombre. 




Al día siguiente con toda tranquilidad, desayunamos riquísimo en el Hotel, dimos un paseo por el Palacio de la Magdalena y la playa que esta alrededor, con unas vistas fantásticas, finalmente por el Paseo de Pereda, donde aprovechamos para comprar los típicos Sobaos Pasiegos, en la Confitería Máximo Gómez.




Y así de paseo en paseo,  después de descansar y relajarnos, vengo con las pilas cargadas y con muchas ganas de comenzar este nuevo capítulo que es el 2015. 
Espero que me sigas acompañando del otro lado de la pantalla.

Un abrazo,

Fabiola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario