26/1/15

Espacios de trabajo

Ese lugar donde pasamos tantas horas

Cada vez son más las personas que deciden trabajar por cuenta propia, que les ha tocado reinventarse y poner su espacio de trabajo ya sea en casa o en su taller. O sencillamente, como es mi caso tener en casa un espacio en que desconectar y hacer algo muy distinto al trabajo habitual.
Hoy te traigo varias ideas de espacios de trabajo, acogedores y bonitos, desde muy minimalistas, uno que incluye máquina de coser, y por supuesto como no enseñarte el mío.


Todo este mobiliario, tanto la mesa de trabajo, la silla preciosa con ese respaldo, y la escalera son ideales. ¿Qué te parece el print de la pared?, el mensaje fantástico. Imagen de Eva Black Desing


La mesa extensible, me parece muy práctica, y lo mejor de este espacio ¡LA LUZ!, para mi es fundamental en este tipo de lugar. Imagen de Deco 8 Blog


Los protagonistas de este espacio, el blanco y el negro, detalles como el calendario de pizarra, para apuntarlo todo es perfecto, además es personalizable para cada mes, la pared de fondo negra, a la cual yo no me atrevo, de momento. Imagen de Stylizimo



La lámpara vintage de color verde, fué lo que más me llamó la atención de este espacio, hasta que vi la máquina de coser, un espacio totalmente inspirador para quien desconecta o se dedica habitualmente a este tipo de manualidades. Imagen de Schlitzohren



El minimalismo, siempre lleno de simplicidad y practicidad, sin embargo, aunque a veces parezca irreal, la combinación de colores y materiales en este espacio me encanta, la madera y el blanco siempre encajan. Imagen de Remodelista



El espacio de trabajo integrado a la habitación, muy cómodo, y también con mucha luz gracias a los ventanales del fondo. Imagen de IAD Magazine




Por supuesto, no podía dejar de enseñarte mi espacio, donde mezclo, la madera, con el negro y el blanco, junto a nuestros productos, los cubilettes SYC de madera y pizarra totalmente personalizables y tablón de anuncios y alfombrilla de casitas de corcho. Todos materiales 100% ecológicos y reciclables. 
Imagen por Nerea G. Fotografía.

Espero que todos estos espacios te hayan gustado, y puedas adaptar alguna idea al tuyo.

Feliz semana,
Fabiola


12/1/15

Santander

Desconectar para conectar

Cuando termina un año y comienza otro, me gusta hacer una pausa, reflexionar, y replantearme las cosas para seguir adelante, es lo que he hecho estos días, he desconectado para volver a conectar con ganas y con mucho ánimo.
Hace algunos años, me dieron uno de los mejores consejos que pongo en práctica siempre, este consiste en que cada seis meses o cada año, mirar hacia atrás y replantearme las cosas, haciéndome una serie de preguntas sobre como y hacia donde voy, créeme que desde que lo hago, consigo mas objetivos y tengo la sensación de que la vida no se me escapa.

El día de Reyes recibí un regalo que necesitaba, "escaparme", al menos, un fin de semana de la rutina y del trabajo. Estuvimos en Santander, (que esta a dos horas de Oviedo) no queríamos ir muy lejos, para que el fin de semana fuese mas productivo, fué genial, nos alojamos en el Hotel Real 5* GL un sitio con mas de 100 años de historia, muy bien ubicado y con unas vistas increíbles. 




Reservamos un circuito de Talasoterapia, que dura unos 90 minutos, lo hicimos el mismo día que llegamos, para ir ya cargando las pilas.



Salimos a cenar por la zona de Puerto Chico, en plan pinchos y cañas, así conocimos mas sitios en poco tiempo, el local que mas nos gustó, con una variedad de pinchos exquisita, fué el Restaurante Cañadio , ubicado en la Plaza que lleva este mismo nombre. 




Al día siguiente con toda tranquilidad, desayunamos riquísimo en el Hotel, dimos un paseo por el Palacio de la Magdalena y la playa que esta alrededor, con unas vistas fantásticas, finalmente por el Paseo de Pereda, donde aprovechamos para comprar los típicos Sobaos Pasiegos, en la Confitería Máximo Gómez.




Y así de paseo en paseo,  después de descansar y relajarnos, vengo con las pilas cargadas y con muchas ganas de comenzar este nuevo capítulo que es el 2015. 
Espero que me sigas acompañando del otro lado de la pantalla.

Un abrazo,

Fabiola.