29/12/14

Un Bizcocho

Con Mandarinas

Tengo que confesar que nunca fui cocinitas, pero desde el embarazo de Lía le encontré el gusto, y cuando tengo tiempo me encanta, dicen que lo hago muy bien, en casa no tengo queja, sobretodo con los postres.
Ayer Domingo fué un día tan frío que decidimos quedarnos en casa, entonces Lía y servidora nos pusimos manos a la obra, a ella todo lo que sea ayudarme en la cocina le hace mucha ilusión. 
No tenia naranjas que es lo que siempre le pongo al bizcocho, entonces, lo hicimos con dos mandarinas, la verdad nos sorprendió, quedo riquísimo.

Solo necesitas:

220 gramos de Harina de trigo, 4 huevos, 1 sobre de levadura (yo utilizo Polvo Royal), 100 gramos de mantequilla, 180 gramos de azúcar, 50 mililitros de leche, la ralladura y el zumo de un par de mandarinas.
Para el Almíbar, unas 5 cucharadas colmadas de azúcar y 90 mililitros de agua. 
Y por último azúcar glass para espolvorear el bizcocho.



Prepara los ingredientes y pre-calienta el horno a 180º C, ten listo también el molde, untándolo con mantequilla y espolvoreando harina y un poco de azúcar. El molde procura que sea alto, sin embargo, puede ser de la forma que mas te guste.

Pesa la harina y agrégale el sobre de Levadura (polvo Royal), mezcla ambos ingredientes.
Separa las yemas de las claras, esta últimas, debes montarlas a punto de nieve con una pizca de sal. 


Las yemas debes batirlas con el azúcar, agrégale la mantequilla previamente derretida, (yo la derrito en el microondas), la leche, el zumo, la ralladura de mandarina, y finalmente la harina. 
Una vez que estén todos los ingredientes bien incorporados, agregamos lentamente y con movimientos envolventes las claras montadas a punto de nieve.
Vierte la masa en el molde, y llévalo al horno, unos 45 minutos, sin embargo, según el horno, en media hora igual lo tienes, ¿Como saberlo?, a la media hora (no abras el horno antes) introduce un palillo o cuchillo hasta el fondo del molde, si sale limpio indicará que el bizcocho ya esta listo.






Cuando lo saques del horno pincha todo el bizcocho con el palillo para que cuando agregues el almíbar quede bien impregnado y jugoso.


Aquí lo tienes ya con el almíbar, cambia el color y resulta mas apetitoso, una pena que por aquí no se puedan transmitir olores, porque desprendía un olor exquisito.



Y con el toque de azúcar glass, aquí tenemos el resultado,





¡Buen provecho!, ¿te animas a hacer el tuyo?


No me quiero despedir, sin desearte un Feliz año 2015 fabuloso, lleno de momentos gratos y felices, por supuesto, con la mejor salud para disfrutarlos.
Un abrazo,

Fabiola.




No hay comentarios:

Publicar un comentario