8/9/14

De relax

Nací y me crié en Venezuela, siempre tuve el privilegio de disfrutar de entre muchas cosas, del clima,  de las maravillas mi país y de uno de los objetos que caracteriza la vida relajada en sudamerica, de la Hamaca!
En el noreste de Brasil, en el Caribe, y en el las zonas tropicales de Latinoamerica es muy habitual tener una hamaca en casa. Acostarse en ellas para hacer la siesta, leer un libro o hasta dormir toda la noche, es un verdadero placer, tanto que a día de hoy la hamaca es un utensilio fantástico que proporciona relax y bienestar, sin contar con el ahorro de espacio y la rápida colocación puesto que se puede poner en unos segundos. Allí es muy común verlas en los corredores de las casas, en las terrazas y en las casas de playa son imprescindibles!
Las hay de diferentes tamaños y materiales, aunque por lo general son de tela de algodón, y los tamaños van desde individuales y dobles hasta familiares, también las hay con barras en los extremos, y en forma de silla colgante.
Aquí unas cuantas imágenes de espacios con hamacas,



Esta con barras en los extremos, se debe tener la precaución de colgarlas siempre rectas,


Esta otra, tiene un soporte para colgar los extremos,  este soporte lo puedes encontrar en Ikea. 



Esta con forma de silla, con el soporte para colgar en el techo de la habitación, las hay solo de tela y también con espuma haciendo asientos como la siguiente,




En negro y en el interior me encanta,


Y esta que no es de algodón, sino de una fibra natural que se llama Curagua (Bromeliáceas) de origen venezolano (Aguasay. Estado Monagas), es tratada de forma artesanal para poder obtener las fibras y luego tejer a mano cada una de estas hamacas o chinchorro como le llaman allí.

A que te apetece tumbarte en cualquiera de estas, yo tengo como tarea pendiente buscarle sitio en casa a la mía que es la de la última foto, aquí el verano es corto y colgarla de los dos arboles en invierno no sería placentero.
¿Cuál de estas es tu favorita?. ¿Te animas a poner una en casa?, ojalá que si, es un verdadero placer tenerla y disfrutarla!.

Feliz semana,

Fabiola.








No hay comentarios:

Publicar un comentario