30/6/14

Una guirnalda

Algo tan sencillo y simple como una guirnalda, puede hacer cambiar la pared, una mesa para una celebración o cualquier ambiente. Sirven para cualquier ocasión, pueden ser de diferentes materiales, tela, papel, corcho, hasta de yeso las he visto!.
Yo decidí hacerla para nuestra casa,  para una pared que la verdad estaba un poco sosa, y necesitaba algo de color.
La hice de papel de scrapbooking, lo conseguí en Tiguer. El hilo que utilicé fue bramante que venden en ferretería. Luego con unas tijeras, una regla, lápiz y un cutter, me puse manos a la obra.






Cada lámina de papel ya viene cortada en cuadrado, así que corté los extremos para conseguir la forma triángulo que es la que quería,




Luego con el cutter, hice un pequeño corte para poder pasar el hilo,



y fui pasando el hilo por la parte posterior de cada triangulo,



Este fue el resultado, se van colocando los triángulos a la distancia que queremos. La ventaja del hilo bramante es que gracias a su textura, el papel, se mantiene en la posición que lo pongamos, es decir, no se desliza, sino habría que fijar los triángulos por la parte de atrás para que estos no se muevan.



 Finalmente, con un poco de washi tape fijamos el hilo a la pared.

¿Te ha gustado el resultado?, es muy fácil, espero que te animes a hacerla.

Gracias por estar aquí una semana mas,

Feliz semana!!,

Fabiola.

16/6/14

The wedding garden, Parte II

Cuando decidimos ir a la boda de Sabrina y Simon, ni por un momento dudamos en llevar a los niños, sabíamos el tipo de celebración que era, y que los novios querían niños en su boda. 
Por otro lado, nos gusta viajar con ellos, pensamos que viajar también forma parte de su educación y de su formación, además que les encanta, sobre todo a Lía que es mayor y se entera de absolutamente todo, lo de montarse en un avión y escuchar la palabra viaje ya es algo que no puede olvidar y pregunta todos los días ¿Cuando nos vamos a montar al avión?, ¿Cuando nos vamos de vacaciones?.
Era un viaje relámpago, así que intentamos hacerlo todo lo mas práctico posible, viajamos en vuelo low cost, con lo cual lo del equipaje se reduce a su mínima expresión, solo una maleta de mano, con las dimensiones que te piden, un par de mochilas, las dos sillas de paseo, y listo!.


Así de felices esperaban el avión,

Decidimos que lo mejor era alquilar coche, evaluando costes y comodidad para ellos y nosotros fue lo mejor.
Nos daban un poco de miedo dos cosas, primero conducir por el otro lado de la carretera, pero eso fue lo mas sencillo, dicho por David que fue el conductor. Lo segundo, perdernos!, y si, eso si que nos paso, a pesar del GPS y de llevar impreso todo según  Google, era yo quien debía estar atenta las indicaciones, me despiste no una sino 3 veces!!, un trayecto para llegar a cenar que debía ser de hora y media, fue de 3 horas, sin contar con que Lía se atragantó y devolvió la merienda, todo esto metidos en pleno atasco y sin poder parar, me gire a limpiar todo, (siempre llevo paquete de toallitas húmedas nuevo) y me llamó la atención la policía, en fin, que la llegada a Inglaterra fué un poco desastre. Para que luego digan, que la vida de las bloggers es perfecta! 
Finalmente, llegamos al restaurante, sin pasar por el hotel, porque sino no llegábamos, fue genial ver a los amigos, cenar riquísimo en un sitio precioso, parece que el episodio de la llegada, se nos olvidó.
Al día siguiente, la fiesta era a partir de las 4 de la tarde, así que aunque amaneció lloviendo a cantaros (luego salió el sol), fuimos a pasear a Farnham, es un pueblo precioso, vimos un mercadillo al mas típico estilo inglés del que me hubiese traído la mitad a casa, comimos, y luego a descansar al hotel un rato, los niños hicieron algo de siesta, y cargaron de nuevo las pilas.




Este es el restaurante Cote Brasserie donde cenamos el día de la boda, lo recomendamos, si viajan a Farnham,


estas son algunas calles del pueblo,




este el mercadillo al que me refería, 

A las 4 de la tarde fuimos a la Fiesta, donde nos reímos, bailamos, comimos, los niños se portaron genial, Lía se hizo amiga de otra niña muy dulce que se llama Daniela, Simón también bailó, jugó, y cuando llegó el momento se durmió.


Al día siguiente madrugamos a las 6 de la mañana para poder llegar a tiempo al aeropuerto, no podíamos darnos el lujo de perdernos como el primer día. Nos dio tiempo a desayunar tranquilamente, llegar al aeropuerto a tiempo SIN PERDERNOS!!, dejar el coche de alquiler, y volver a casa ¡sin novedades!.
Fue un Fin de semana super intenso, pero genial!, lo volvería a repetir, Lía no quería volver decía que quería quedarse allí muchos años. 




Feliz semana,

Fabiola.


11/6/14

The wedding garden. Parte I

No he ido a muchas bodas en mi vida, pero estoy convencida que las bodas pequeñas tienen muchísimo mas encanto, son celebraciones muy intimas donde es evidente que... The love is in the air!! 
Cuando Sabrina me dijo que se casaba y como era la idea de lo quería hacer en su boda, no lo puse en duda, esa sí sería una boda diferente!, ella venezolana, él Inglés, dos culturas muy distintas, pero con un resultado fantástico. 
Ellos viven en Inglaterra en Farnham Surrey, un pueblo precioso, ya se pueden imaginar el escenario. 
Decidieron hacer la celebración de su boda en dos días, el primer día por la iglesia y a continuación una cena exquisita en un restaurante precioso, con un menú a la carta para todos lo comensales, eramos unas 40 personas, entre familia y amigos íntimos, fué muy emotivo sobretodo las palabras de agradecimiento del novio hacia ella, la familia y los amigos. Nosotros llegamos tarde, avión, niños, coche de alquiler, conducir por el otro lado de la carretera, en fin esto esta para contar en el próximo post. Y el segundo día en el Jardín de la casa de Sabrina y Simon, una casa que compraron para re-modelar y que ellos mismos la han ido haciendo poco a poco, vaya si tiene merito!, de la misma manera tenía que ser su boda todo hecho por ellos, y su familia, todos implicados para que no faltara nada ese día tan especial, por supuesto con muy buen gusto.
Les dejo algunas fotos de todo,


 Asi nos avisaban que era alli la boda, en el Nº 11 y con un cartel DIY en madera,




 Este el sofá, una idea genial, todo el mundo tenia que hacer un comentario de este, una idea muy original, y aunque no lo crean, era muy cómodo,


esta la mesa de dulces y la tarta, al fondo la mesa con variedad de platos salados, para vegetarianos y no vegetarianos.


 Esta base de caja de madera preciosa, la responsable de la tarta y la presentación la hermana del novio,


Las flores, muy campestre, y con unos tonos preciosos, 




 Cuando ya caía la noche toda la carpa de iluminaba con lucesitas blancas, y algunas de color, que creaban un ambiente mas de fiesta



El bar de la fiesta, con palets, otra idea mas que no pasó desapercibida,


The guest book, hecho a mano por Mauri Aragón, amiga de la novia, que paso por manos de todos, hasta de los niños, que dejaron sus dibujos de recuerdo



Y por supuesto no podían faltar las tablas de la tienda de Simple y Chic, que le encantan a Sabrina, que mejor que para la ocasión con unos alfajores argentinos receta de familia una pena que se que se vendan tan lejos para nosotros, en Miami con la marca Yaya bite´s

¿Que las ha parecido la boda?, a mi me dieron ganas de volver a organizar mi boda, eso si, como ésta, todo muy simple y chic! 

Feliz semana,

Fabiola.

2/6/14

Con ruedas

Comienza mi mes favorito del año, entre otras cosas porque celebro mi cumple, si es mañana día 3 de Junio, Yeiiii!!, aunque me hago mayor me encanta cumplir años, ademas comienza el buen tiempo, se acercan las vacaciones, en fin, que Junio me encanta!. Por eso que mejor que comenzar el mes haciendo un DIY.
Hace unas semanas les hablaba aquí de reciclar cajas de fruta, hoy les enseño lo que hice con una cajita de madera que me trajo David, le había gustado mucho como quedaron aquellas primeras cajitas, así que ahora cada vez que ve alguna me la trae a casa a ver que se me ocurre, pero muchas veces ya viene con una propuesta, está hecho todo un marido de blogger con síndrome de reciclaje!.
Esta vez no la pinté, la deje tal cual llegó, sólo la limpié bien, porque pensé en guardar algunos juguetes de Lía y Simón.
Además decidí ponerle ruedas, de esta manera es más fácil para ellos moverla. Estas ruedas las venden en las ferreterías, compré las mas sencillas y fáciles de poner, luego con una plantilla de letras y un rotulador permanente, la etiqueté poniendo sus nombres y lo que debería ir en la cajita. 
Les dejo el resultado,


           





 


¿Te ha gustado?,  espero que te animes a hacerlo!, Lía y Simón están muy contentos con ella, sobre todo Simón que va empujándola como si fuera el carrito de la compra..., a ver lo que nos dura!.
De momento me voy a disfrutar de mi pre-cumpleaños!!.

Feliz semana,
Fabiola.